PROBLEMAS CAPILARES

Perdida Capilar Femenina

Pérdida de cabello - Problemas capilaresAlopecia en las mujeres

Una de las condiciones más comunes que afectan a las mujeres es la pérdida de cabello de patrón femenino o Alopecia Androgenética.

Esta condición hereditaria causa el adelgazamiento del cabello, se puede localizar alrededor de la parte superior de la cabeza y/o el área de la coronilla, sin afectar la densidad del cabello de los lados y la parte posterior del cuero cabelludo.

Signos del comienzo de la alopecia

Uno de los primeros signos es que comienza a perder más cabello de lo normal, el pelo se adelgaza, pierda calidad  y al peinarse la raya se hace más ancha.

La pérdida de cabello en la mujer también puede causar un retroceso de la línea anterior del cabello y en las sienes.

Las hormonas responsables de la perdida de pelo

El término “androgenético” proviene de las hormonas andrógenas que son responsables de causar la pérdida de cabello en hombres y mujeres genéticamente susceptibles.

Los niveles mas altos de andrógenos- dihidrotestosterona (DHT) en los folículos pilosos susceptibles puede llevar a un ciclo más corto de crecimiento del cabello y al crecimiento de cabellos más cortos y delgados. Además, hay un retraso en el crecimiento de cabello nuevo para reemplazar los pelos que se caen.

Tanto las mujeres como los hombres con AGA tienen niveles más altos de 5 reductasa y receptor de andrógenos en los folículos pilosos frontales en comparación con los folículos occipitales. Al mismo tiempo, las mujeres jóvenes tienen niveles mucho más altos de citocromo p-450 aromatasa en los folículos frontales que los hombres que tienen una aromatasa mínima, y ​​las mujeres tienen niveles aún más altos de aromatasa en los folículos occipitales. Las acciones de estas dos enzimas desempeñan un papel importante en la pérdida de cabello difusa y con patrón.

¿En qué momento podemos sufrir alopecia?

El inicio puede ocurrir en cualquier momento después de la pubertad y la mayor parte del adelgazamiento se produce en los adolescentes de 20 y 30 años. Las mujeres con adelgazamiento hereditario generalmente notan un adelgazamiento gradual de su cabello, principalmente en la parte superior de sus cabezas, y su cuero cabelludo se hace más visible. Con el tiempo, el cabello en los lados también puede volverse más delgado. Los pelos miniaturizados, los pelos más cortos y finos de varias longitudes y diámetros, son el sello distintivo de AGA y son el resultado de la reducción de la fase anágena y la reducción del tamaño de la matriz. El mayor espacio entre los pelos hace que la parte central parezca más ancha sobre el cuero cabelludo frontal en comparación con el cuero cabelludo occipital.

La alopecia androgenética en las mujeres a veces coexiste con una enfermedad grave u otras causas.

Effluvium Telogen

Alopecia en mujeresEfluvio telógeno, sus características

La perdida de cabello por  Efluvio Telógeno ocurre cuando  una situación de estrés repentino o severo ocurre.Un gran numero de  folículos pilosos dejan de crecer prematuramente y entran en la fase telógena (descanso). Los pelos afectados por el efluvio telógeno permanecerán en la fase de reposo durante unos tres meses, después de lo cual se pueden caerse. La pérdida de cabello es temporal y el cabello pronto se recupera. Sin embargo, en algunos pacientes, la pérdida de cabello continúa hasta que se resuelve la causa subyacente.

Causas del efluvio telógeno

El efluvio telógeno es una forma común y transitoria de pérdida de cabello abrupta y generalizada que puede deberse a muchas causas diferentes: medicamentos, embarazo, hipotiroidismo, estrés emocional, cambios hormonales, cirugía o una enfermedad grave. Con uno de estos factores estresantes, un número significativo de pelos se convierten a la fase de reposo (telógeno) de su crecimiento y luego caen – de ahí el nombre de efluvio telógeno. Esto generalmente se observa alrededor de 3 a 6 meses después de la exposición a un factor desencadenante y generalmente afecta a menos del 50% de los cabellos en el cuero cabelludo. Algunos medicamentos que comúnmente causan efluvio telógeno son los anticonvulsivos, los betabloqueantes para la presión arterial alta y los medicamentos antitiroideos.

Efluvio telógeno crónico

El efluvio telógeno crónico puede representar un trastorno primario o puede ser secundario a una variedad de anomalías sistémicas (malabsorción, deficiencias dietéticas, enfermedad crónica de la tiroides, insuficiencia renal o hepática crónica o infección por VIH). La afección se caracteriza por una pérdida difusa de pelos telógenos que afectan a todo el cuero cabelludo y se prolonga durante más de 6 a 8 meses. Los pacientes (en su mayoría mujeres) reportan una caída de cabello persistente y severa que tiende a tener un curso fluctuante durante muchos años. La queja más común es la profundización de las recesiones bitemporales y la pérdida de volumen de la cola de caballo.

El diagnóstico se hace generalmente por la historia clínica (inicio de los síntomas 3 a 4 meses después de un evento estresante), la evaluación clínica, la dermatoscopia, la prueba de tirón y, si es necesario, la biopsia.

Perdida Difusa del Cabello

Pérdida difusa de cabelloPérdida difusa de pelo

La pérdida difusa de cabello, es similar al Efluvio Telógeno temporal también llamado Efluvio Anagen en sus causas, siendo la principal diferencia que la pérdida de cabello puede ser prolongada. La razón de esto es que la causa subyacente de la pérdida de cabello no ha sido tratada. Para tratar eficazmente la ET crónica es importante no sólo tratar la afección con un tratamiento adecuado, sino también considerar los problemas médicos que causan el problema.

Causas del eflivuo telógeno

El efluvio telógeno crónico puede ser causado por una serie de condiciones relacionadas con la salud, incluyendo:

  • Embarazo
  • Tratamiento hormonales o uso de Píldoras Anticonceptivas
  • Medicamentos para  dietas
  • Estrés emocional severo
  • Anemia
  • Problemas de tiroides
  • Efectos secundarios de una medicación

El efluvio anágeno es la pérdida patológica de los pelos que se encuentran en la fase de crecimiento (anagena)  y esto conduce a la pérdida difusa del cabello. Comúnmente es causada por la radioterapia a la cabeza y la quimioterapia sistémica, especialmente con agentes alquilantes, antimetabolitos e inhibidores mitóticos. Otros medicamentos que pueden causar efluvio anágeno incluyen bismuto, levodopa, colchicina, ciclosporina y posiblemente ranelato de estroncio. Algunos trastornos sistémicos pueden causar efluvio anágeno como la desnutrición, deficiencia de hierro, etc. El inicio puede ser rápido (2 a 4 semanas después de la causa). A menudo también afecta a las cejas.

Tras el cese de la terapia farmacológica, el folículo reanuda su actividad normal en unas pocas semanas y el crecimiento de vello se produce normalmente después de 3 a 6 meses. En ocasiones, el color y la textura del cabello que vuelve a crecer después de la alopecia inducida por la quimioterapia son diferentes a los del cabello original.

Alopecia por Tracción

La alopecia de tracciónAlopecia de tracción

La Alopecia de Tracción ocurre cuando ejercemos  de forma prolongada excesiva  tensión  en los raices del cabello, a menudo debido al uso  de extensiones de cabello, trenzas apretadas o aparatos que se utilizan para alisar u ondular el  pelo. También puede ocurrir cuando el paciente presenta  un  deseo incontrolado de arrancar o tirar del cabello del cuero cabelludo, barba, cejas, pestañas u otras areas del cuerpo. Los folículos pilosos se debilitan, ocasionando la pérdida del cabello, generalmente se localiza alrededor de la línea frontal del cabello y las sienes, quedando sólo pelos finos o quebradizos. Si la causa de la Alopecia por Tracción se limita a un lugar específico la pérdida de cabello es en forma de  parches.

La tricotilomanía es un trastorno emocional y ocurre cuando la persona es incapaz de controlar el deseo de arrancar el cabello del cuero cabelludo, la barba, las cejas, las pestañas, el vello púbico u otras áreas del cuerpo. Los sitios pueden variar con el tiempo. Generalmente se le conoce como un trastorno obsesivo-compulsivo, pero más recientemente, ha sido conceptualizado como parte de una familia de “comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo” junto con rascarse la piel y morderse las uñas.

La tricotilomía es el resultado de varios factores

La tricotilomanía es probablemente el resultado de una combinación de factores genéticos y ambientales. Generalmente se desarrolla justo antes o durante los primeros años de la adolescencia y a menudo es un problema de por vida.

Los síntomas más comunes a menudo incluyen:

  1. Arrancarse el cabello de forma continua y repetida del cuero cabelludo
  2. Va precedida de una sensación de tensión antes de tirar y una sensación de placer o alivio después de tirar del cabello
  3. El paciente tiene el cabello corto o áreas con pelo muy fino o calvas en el cuero cabelludo u otras áreas del cuerpo, incluyendo pestañas o cejas escasas o faltantes
  4. Morder, masticar o comer cabello arrancado (tricofagia). Esta es una condición muy peligrosa que necesita ser tratada porque el cabello no es digerible en el estómago y puede acumularse en una bola de pelo.
  5. Jugar con el cabello arrancado o frotándolo sobre los labios o la cara

Alopecia Areata

Alopecia areataLa alopecia areata

La alopecia areata es el segundo tipo más común de alopecia no cicatrizante que afecta de manera uniforme a hombres y mujeres, pero también afecta muy a menudo a los niños. Es una enfermedad inflamatoria autoinmune de la piel que causa pérdida de cabello en el cuero cabelludo, pero también en la cara (barba, cejas, pestañas) y el cuerpo. Se asocia muy a menudo con otros trastornos autoinmunitarios como el lupus eritematoso, el vitíligo o la enfermedad tiroidea.

La alopecia areata suele comenzar con una o varias manchas redondas de pérdida de cabello en el cuero cabelludo. Si progresa a la pérdida total de cabello en el cuero cabelludo, la afección se conoce como alopecia total.

La forma de diagnosticar la alopecia areata es: realizar una historia familiar detallada (historia de atopia o cualquier otra enfermedad autoinmune), evaluación clínica (parches sin pelo o grandes áreas alopécicas en pieles de apariencia normal).

Dermatoscopia junto con tricoscopia (puntos negros y amarillos y apariencia de “signo de exclamación” de los pelos), prueba de tracción (positiva), pruebas de laboratorio (prueba de función tiroidea y pruebas de anticuerpos tiroideos) y biopsia (infiltrado linfocítico peribulbar y denso – “enjambre de abejas”).

Aunque el diagnóstico de la alopecia areata no es tan difícil, el tratamiento seguramente lo es. Sin embargo, la buena noticia es que esta afección tiene una alta tasa de remisión espontánea. Muy a menudo, después de 6 a 8 semanas, comienza el nuevo crecimiento de vello.

En la actualidad, sólo dos terapias han alcanzado el nivel de la medicina basada en la evidencia: las inyecciones intralesionales de glucocorticoides y la inducción de la alergia de contacto.

Los glucocorticoides se pueden aplicar de tres maneras:

Tópicamente como una crema de alta potencia como Clobetasol bajo oclusión. Los corticosteroides tópicos con frecuencia no penetran en la piel lo suficientemente profundo como para afectar los bulbos pilosos, que son el objetivo del tratamiento.

Inyecciones intradérmicas de triamcinolona-acetonida cada 2-6 semanas.  Los efectos secundarios incluyen dolor y el riesgo de atrofia cutánea localizada y despigmentación.  Las recaídas son frecuentes después de que el tratamiento ha sido descontinuado

El uso de glucocorticoides sistémicos está limitado principalmente debido a sus efectos secundarios graves. Sin embargo, la mejor respuesta se puede lograr con dosis altas de metilprednisolona intravenosa.

El tratamiento de segunda línea tanto para adultos como para niños es la inducción de la alergia de contacto con el ditranol (antralina), un agente antipsoriásico. El Ditranol (0.2 a 0.8%) debe ser aplicado durante 20 a 30 minutos diarios durante la terapia inicial de contacto corto, con un aumento gradual de la duración del contacto de 10 minutos cada 2 semanas hasta un máximo de 1 hora o hasta que se desarrolle una dermatitis de bajo grado.

También se utilizan algunos medicamentos como el minoxidil y la inmunoterapia tópica, como la ciclosporina o el tacrolismo. El uso de láser y PRP (plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento) para estimular el crecimiento del vello en la alopecia areata se ha convertido también en una forma muy común de tratamiento.

El pronóstico de este trastorno es muy difícil de dar. El cabello puede volver a crecer y luego caerse de nuevo. Por lo general, una persona reacciona a un evento estresante con pérdida de cabello en parches y se convierte en su forma de lidiar con el estrés. Si la alopecia areata ocurre antes de la pubertad, existe una probabilidad mucho mayor de recurrencia crónica de la afección. Si se somete a algún tratamiento, hay que ser muy dedicado a él y paciente.

Otras condiciones:

Hay un número de otras condiciones menos comunes de pérdida de cabello que pueden afectar a las mujeres:

El Síndrome de Degeneración Folicular (SDF) también se conoce como Alopecia Progresiva Central:  Es una forma de alopecia cicatricial que comienza como un parche claramente definido de pérdida difusa de cabello, pero que luego puede extenderse, formando espirales a través del vértice del cuero cabelludo.

La Alopecia Totalis y la Alopecia Universalis:  son las formas más extremas de alopecia. Mientras que la Alopecia Totalis provoca la pérdida de todo el cabello de la cabeza (cuero cabelludo, pestañas, cejas, etc.), la Alopecia Universalis provoca la pérdida total del cabello de la cabeza a los pies.

El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica que hace que el sistema inmunológico del cuerpo active sus propios tejidos y órganos. Tal vez más conocido por la erupción en forma de mariposa que puede causar a través de la nariz y las mejillas, el lupus también puede causar pérdida difusa del cabello.

La alopecia cicatricial:  también conocida como “alopecia cicatricial”, es un grupo de enfermedades raras de pérdida de cabello, una de las cuales – la alopecia fibrosa frontal – es específica de las mujeres. Estas afecciones se dirigen directamente a los folículos pilosos, pero también pueden incluir la pérdida de cabello causada por cicatrices después de quemaduras o radiación.

Pérdida Hormonal del Cabello

Cuando las hormonas no están en equilibrio, puede ocurrir pérdida de cabello.

Hay muchas hormonas que podrían causar la pérdida del cabello.

Las hormonas masculinas, llamadas andrógenos, son responsables de la pérdida de cabello de patrón femenino y masculino. La calvicie de patrón femenino ocurre cuando los niveles de dihidrotestosterona (DHT) se elevan en el cuero cabelludo. Además, los bajos niveles de hormonas femeninas pueden hacer que las hormonas masculinas se vuelvan relativamente elevadas en las mujeres, resultando en la pérdida de cabello.

La progesterona, producida durante la ovulación, disminuye después de la menopausia. En ausencia de terapia de reemplazo hormonal, el cuerpo trata de arreglar el desequilibrio hormonal por sí mismo produciendo un esteroide cortical suprarrenal llamado androstenediona. La producción de esta hormona provoca la caída del cabello

En el embarazo, la pérdida de cabello puede ocurrir cuando los niveles de estrógeno primero se elevan y luego disminuyen repentinamente. Cuando los niveles de estrógeno son altos, esto interrumpe el ciclo normal de crecimiento del vello, haciendo que los folículos pilosos permanezcan activos cuando deberían haber entrado en la fase de reposo. El cabello continúa creciendo durante todo el embarazo. Cuando termina el embarazo, el estrógeno vuelve a los niveles anteriores al embarazo y los folículos pilosos entran en la fase de reposo a granel. El cambio de masa a la fase latente retarda severamente el crecimiento y resulta en una pérdida dramática de cabello.

Las hormonas tiroideas afectan positivamente el crecimiento del cabello al mejorar el crecimiento del cabello, por lo que en el hipotiroidismo (niveles bajos de tiroides) el cabello se vuelve delgado, débil y quebradizo. Además, el hipotiroidismo también causa pérdida de la parte externa de las cejas. La condición aguda de la tiroides puede causar efluvio telógeno, en el cual el cabello se cae rápidamente después de entrar prematuramente en la fase de reposo del ciclo de crecimiento del cabello.

Los niveles altos de prolactina pueden causar pérdida de cabello en un patrón similar al de la alopecia androgenética femenina. Esto lo hace interfiriendo con la producción ovárica normal de estrógeno.

Tener sobrepeso u obesidad afecta los niveles de insulina, testosterona y estrógeno, por lo que esa condición también está causando pérdida de cabello.

Anemia y pérdida de cabello

El hierro es un componente esencial de la hemoglobina y es muy importante para producir glóbulos rojos que suministran oxígeno a nuestras células corporales. Siempre que hay una deficiencia de hierro, esto conduce a la anemia, por lo que se transporta menos oxígeno al cuero cabelludo. Al carecer de oxígeno, los folículos pilosos comenzarán a morir, resultando en una pérdida gradual y uniforme del cabello. Las mujeres son particularmente susceptibles a la deficiencia de hierro debido a la pérdida regular de sangre rica en hierro durante la menstruación. Hasta un 70% de las mujeres con pérdida difusa de cabello tienen una deficiencia de hierro.

Envejecimiento Capilar

Los cuatro signos más prominentes del envejecimiento del cabello son:

  1. Se vuelve Gris

Este es uno de los signos más claros de envejecimiento. El color del cabello se debe a un pigmento llamado melanina, que producen los folículos pilosos. Los folículos son estructuras en la piel que producen y hacen crecer el cabello. Con el envejecimiento, los folículos producen menos melanina, y esto causa  las canas. La persona promedio nota sus primeras canas a partir de los treinta años y la mayoría de las personas a partir de los cuarenta.

  1. Se hace mas Fino

El cabello está compuesto de muchas hebras de proteínas. Un solo cabello tiene una vida normal de entre 2 y 7 años. El cabello se cae y es reemplazado por uno nuevo. La cantidad de pelo está determinada genéticamente, con la edad la tasa de crecimiento disminuye, se vuelven más pequeños y tienen menos pigmento. Así que el cabello grueso  eventualmente se convierte en cabello fino y de color claro. Muchos folículos pilosos dejan de producir nuevos pelos. Con la menopausia el cabello se  adelgaza y la perdida aumenta de forma simultánea.

  1. Se Reseca

Nuestras glándulas sebáceas se hacen más pequeñas  con el tiempo, por lo que la secreción de grasas se reduce.

  1. Se hace mas Frágil

A medida que cumplimos años, todos los tejidos del cuerpo sufren cambios muy importantes, especialmente en lo que se refiere a la reparación y regeneración de los mismos, con nuestro cabello ocurre lo mismo.  En muchos casos, asociamos la edad con una mayor caída de pelo o una disminución en la densidad y grosor.  Es un cambio que influye mucho en nuestra imagen y en nuestra autoestima, sobre todo en el caso de las mujeres.

La vejez no nos hace perder pelo, realmente no se trata de que la edad o el cumplir años nos haga perder pelo. A nivel capilar, con el paso del tiempo se da una menor producción de substancias esenciales para la renovación celular, la tasa de crecimiento también se hace más lenta. Por ello, si no complementamos o reforzamos esas carencias de alguna forma, se puede producir un empobrecimiento de la calidad y cantidad de nuestro pelo, es lo que se conoce como Envejecimiento Capilar, pero no tiene una relación directa con la edad.

Lo que si es cierto  es que con la llegada de la Menopausia, se produce un desequilibrio hormonal,  aumenta notablemente el nivel de de andrógenos, al tiempo que disminuye la prolactina. Estos cambios hormonales, provocan una pérdida de densidad en la zona superior de la cabeza, haciendo visible  el cuero cabelludo. Si a esto le sumamos alguna carencia (de Hierro, Potasio, Proteínas, Ácido Fólico, Zinc, Vitaminas B), las posibilidades de que se dé una perdida notable de pelo crecen, y entonces ya sí estaríamos hablando de alopecia femenina.

En realidad, el envejecimiento no es otra cosa que una carencia o falta de aporte al cabello de alguno de los elementos que intervienen en su formación y crecimiento.

Una vez que tengamos el diagnostico y determinado la causa de la perdida, se determina el tratamiento de forma individualizada estimulando el crecimiento de nuevos cabellos y mejorando la calidad del existente.

Quimio Alopecia

La pérdida de cabello relacionada con el tratamiento, medicamentos y cirugías para combatir el  cáncer es un efecto secundario bien conocido. Puede caerse por completo, lentamente o por partes, volverse fino y opacarse o resecarse. La quimioterapia tiene una gran probabilidad de causar pérdida de cabello. Durante el tratamiento todas las células vivas y el cabello entran en un período de latencia para protegerse. Durante la fase latente el cabello no recibe  los nutrientes adecuados para desarrollarse, por lo que permanecerá en esta etapa hasta que el tratamiento haya terminado.

Los primeros signos relacionados con la Quimio Alopecia son: adelgazamiento del pelo en las regiones superior y coronilla, perdida general especialmente en la sien y parches de alopecia en toda la cabeza.

Aunque en la mayoría de los caso el cabello vuelve a crecer, existe la probabilidad de que aceleren la aparición de factores predisponentes  como los ya mencionados en otras secciones. Nuestros programas implementan tratamientos capilares en todas las fases de perdida capilar (Estetica Capilar para pacientes con Cancer), con ellos logramos acelerar el crecimiento del cabello después de la quimioterapia, aumentando el flujo sanguíneo, estimulando las mitocondrias (energía celular) y los nutrientes de los folículos pilosos.

Contacto

CONTACTO

Le invitamos a contactarnos para obtener
más información sobre cualquiera de nuestros servicios.

UNIDAD CAPILAR DE LA MUJER - MADRID

Hospital Moncloa
Avda. de Valladolid, 83 – Madrid
Telf: +34 669 519 980

UNIDAD CAPILAR DE LA MUJER - MARBELLA

Hospital Quiron
Av. Severo Ochoa, 22 – Marbella
Telf: +34 669 519 980

Clínica Benarroch Marbella
Urb. Magna Marbella, Edif. el Greco, Bajo
29660, Nueva Andalucía, Marbella
Telf: +34 669 519 980


Llámenos: +34 669 519 980

Contacto
Copy link
Powered by Social Snap